Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies
«Volver al listado

Qué saben de ti Google, Apple o las operadoras telefónicas por el GPS del móvil

Ricart Juncadella
14-01-2015

Hola amigos,

Como ya sabéis, la privacidad es el tema que más nos preocupa, y creemos que todos tenemos derecho a saber qué información estamos revelando consciente o inconscientemente.

En el caso de hoy queremos contaros qué sucede cuando llevamos un teléfono móvil, con o sin GPS, y qué pueden saber de nosotros operadoras y fabricantes de sistemas operativos como Android o iOS. Las apps que tenemos instaladas podrían saber lo mismo, pero éstas por lo menos nos piden permiso, y tenemos potestad para no concederlo.

En principio no reparamos en cuánta información puede extraerse de nuestra posición, y en caso de que lo hayamos pensado, podemos creer que si no tenemos el GPS activado ya no revelamos la posición geográfica en la que nos encontramos, si bien esto no es así. El GPS informa al dispositivo de la posición con un margen de error de unos 50 metros, aproximadamente. Además, las operadoras la calculan también por la distancia del aparato a las antenas de telefonía. El margen de error es superior, pero nos ubican igualmente.

 

Pero, qué pueden saber?

 

Dónde vivimos

Cómo?! Por supuesto. Si estamos en España y dejamos el teléfono en funcionamiento durante la noche, saben dónde estamos durmiendo.

Dónde trabajamos

Si durante las horas de trabajo tenemos el móvil en funcionamiento, saben dónde pasamos nuestra jornada.

Con quién trabajamos y con quién dormimos

Tanto si estamos al lado de compañeros de trabajo como de nuestra pareja, se sabe claramente cuál es el terminal y el titular de la línea, la cuenta de Google activa en el teléfono, etc.

Y si tenemos compañías telefónicas distintas? En ese caso puede que Movistar, Orange, Vodafone, etc, no puedan atar cabos; pero si los terminales son Android, entonces Google sí puede. Y si uno es iOS, de una compañía, y el otro Android, de otra, ¿estoy a salvo? Es difícil saberlo, ya que puede que uses el mismo wifi (misma IP pública) o las mismas antenas de telefonía; puede que navegues por internet, y entonces seguramente accederás a la red por el mismo canal de datos, con la misma latencia que la persona de tu lado. En todo caso es más complicado para ellos.

 

 

Con quién no deberíamos dormir

No hace falta que mencione que si hacéis una escapada inadecuada un fin de semana, o a ciertas horas del día, también lo pueden saber por los mismos motivos.

Los trayectos

Si hacemos un trayecto de casa al trabajo, a ver a la familia, a los amigos, a nuestros clientes…también revelamos las rutas, la velocidad a la que nos movemos, etc.

Por la trayectoria y la velocidad también se puede deducir si vamos en coche, moto, tren, etc, y nuevamente, por los motivos antes citados, saber si viajamos solos o acompañados y con quién.

Por lo tanto, pueden saber quiénes son mis allegados y círculo de personas.

Comercio

Una vez han trazado las relaciones con las personas, por lo que se refiere a las operadoras, acaban aquí; pero en el caso, por ejemplo, de Google, éste tiene acceso a los datos anteriores y también a los que buscamos por internet, y desde el buscador a qué páginas hemos entrado. Si volvemos atrás, por ejemplo, saben cuánto tiempo hemos permanecido; y con toda su infraestructura de anuncios personalizados y cookies de remarketing, incluso pueden saber qué productos miramos o hemos comprado (en casos concretos); sin mencionar que leen nuestro correo.

A donde quiero llegar es que nos pueden situar en un perfil social, nivel adquisitivo, extrapolarlo a las personas de nuestro círculo, etc. En resumen, conocer nuestros hábitos de consumo e intereses.

Mis viajes

Por la posición y el intervalo de desconexión en el avión, por ejemplo, ya saben a dónde hemos ido.

La salud o asociaciones con lugares

Por la posición también saben dónde se encuentran los hospitales, dentistas, o las tiendas de automóviles.

Por lo que si hay un patrón que me lleva cada semana al hospital, o bien me pasa algo, o a alguien de mi círculo, y ésta es una información bastante sensible.

Luego podemos hacer miles en este punto. Si estoy entrando este año en concesionarios de coches,  ¿por qué es? Seguramente voy a comprar uno, y si vuelvo varias veces a uno, incluso revelaré la marca que me interesa.

Si vamos a la iglesia revelamos también nuestro credo, que cosas, ¿no ?

Si voy al gimnasio.

Si juego a algún deporte.

Si voy al estadio de fútbol con regularidad, de qué equipo soy.

 

Seguramente hay más datos que se me escapan, y casi con toda seguridad los servicios de información tienen acceso a múltiples operadoras e incluso a monitorizar el tráfico de internet, por lo que no tengo duda de que las asociaciones de información que aquí se proponen se estarán realizando actualmente.

 

Os dejo por último un ejemplo de lo que pueden saber de mi:

A qué hora me levanto

A qué hora me fui a dormir

Dónde vivo

Dónde trabajo

Con qué tipo de vehículo voy a trabajar

Cuánto tardo

Quién es mi pareja

Quiénes son mis compañeros de trabajo

Quiénes son mis amigos

Quién es mi familia

Dónde vive toda esta gente

Cuánto dinero gana (aprox.)

Qué vehículos tiene

Qué compramos

Con quién nos escribimos

Qué móvil tenemos

Qué ordenador

Qué tablet

Tenemos un amante?

Si tengo o no problemas de salud

Mi religión

De qué equipo de fútbol soy

...

 

Pero, hay pruebas de todo esto?

Es complicado también. Algunas cosas se han destapado, y otras podemos pensar que se hacen o no. En cualquier caso la mayoría de grandes corporaciones de internet vive de utilizar o vender los datos que obtienen de los usuarios, y personalmente creo que si tienen acceso a todo eso, ¿por qué no lo van a utilizar cuando hablamos de miles de millones? Especialmente hasta ahora que no se hablaba demasiado de privacidad.

 

Y os preguntaréis, en iowme, ¿por qué no lo vais a hacer también?

Eso es fácil de responder: el proyecto se ha creado para evitarlo,  no tiene otra razón de ser.

 

Hasta la próxima

Ricart

Compartir
«Volver al listado